Descubre Elvie Stride. Rendimiento de grado hospitalario, ahora manos libres Comprar Ahora →
×
Cómo lidiar con la disfunción del suelo pélvico

Cómo lidiar con la disfunción del suelo pélvico

Tenemos que hablar del suelo pélvico. Y en particular, sobre la disfunción del suelo pélvico. Cualquier tipo de disfunción del suelo pélvico puede ser complicado, vergonzoso e incómodo, y puede provocar problemas para orinar, hacer de vientre y mantener relaciones sexuales. Problemas de caca y problemas de orgasmo. Seguro que eso es suficiente para que te des cuenta de que la disfunción del suelo pélvico NO es algo con lo que quieras lidiar. La buena noticia es que la disfunción del suelo pélvico es relativamente fácil de evitar, o al menos de mejorar. Así, llevar a cabo una rutina de ejercicios de Kegel podría ser un buen propósito de año nuevo; olvídate de ir al gimnasio todos los días. Este nuevo año, seguirás siendo la misma, pero con un suelo pélvico mejor. 


¿Qué es la disfunción del suelo pélvico?


Si nunca has oído hablar del suelo pélvico y te preguntas de qué demonios estamos hablando, te damos una breve explicación. Los músculos del suelo pélvico, incluidos el elevador del ano y el coxígeo, son músculos de la parte inferior del cuerpo que sostienen lo que llamamos "órganos del suelo pélvico". Y la disfunción del suelo pélvico se describe de forma acertada como "la incapacidad de controlar los músculos del suelo pélvico". La disfunción del suelo pélvico es más frecuente en mujeres (qué sorpresa, ¿verdad, chicas?) y la sufren a menudo las mujeres embarazadas y las mamás primerizas. Los síntomas incluyen incontinencia urinaria por esfuerzo, presión o dolor pélvico, tránsito intestinal disfuncional e incontinencia fecal. Básicamente, todo lo bueno. 🥴 

 

¿Cómo sé si tengo disfunción del suelo pélvico?


Para saber con certeza que tienes disfunción del suelo pélvico, necesitarás el diagnóstico de un médico o profesional sanitario. Ten en cuenta que es mucho más probable si eres mayor, has tenido partos múltiples o un parto traumático, o bien si tienes problemas de salud crónicos que aumentan la presión en la pelvis. Según investigaciones del Instituto Nacional de la Salud, aproximadamente la mitad de las mujeres que han dado a luz padecen de incontinencia urinaria, prolapso de órganos pélvicos o ambos, y están estrechamente relacionados con las lesiones de los músculos del suelo pélvico relacionadas con el parto. Así que, básicamente, no se trata de una afección rara.   


Cómo lidiar con la disfunción del suelo pélvico


La mejor manera de lidiar con la disfunción del suelo pélvico y (crucemos los dedos) incluso de evitarla en primer lugar, es establecer una rutina de ejercicios de Kegel. El uso de un dispositivo como Elvie Trainer puede ayudarte a ser constante con tus ejercicios y a asegurarte de que los estás haciendo correctamente. El Elvie Trainer te ayuda a visualizar un conjunto oculto de músculos que están relacionados con todo, desde la estabilidad del abdomen hasta el control de la vejiga, la recuperación posparto y el bienestar de tu zona íntima. No estamos aquí para echarnos flores, pero en Elvie nos consideramos expertos en el entrenamiento del suelo pélvico, así que echa un vistazo a nuestra guía "Todo lo que necesitas saber sobre el suelo pélvico y los ejercicios de Kegel". 


Hay otras cosas que los médicos pueden recomendar, como:


Más fibra en tu dieta y líquidos para facilitar el tránsito intestinal. 

Actividades de relajación muscular como el yoga, que ayudarán a relajar la musculatura pélvica. 

Analgésicos o antiinflamatorios si padeces espasmos pélvicos dolorosos. 

 Cirugía en algunos casos extremos.


Elvie Trainer al rescate


Dado que 1 de cada 3 mujeres experimenta problemas de suelo pélvico a lo largo de su vida, el galardonado Elvie Trainer es una herramienta divertida y eficaz para desarrollar fuerza, de manera que tratas el problema de raíz.