Descubre Elvie Stride. Rendimiento de grado hospitalario, ahora manos libres Comprar Ahora →
×
Extraer o no extraer

Extraer o no extraer

Extraer o no extraer, esa es la cuestión. Y además es una pregunta a la que Shakespeare jamás podría responder. Cada madre tendrá una experiencia totalmente única con la lactancia y la extracción de leche, y la decisión es siempre suya. Y eso si tienen la suerte de poder dar el pecho. Así que, tanto si eliges dar el pecho y extraer la leche, como si eliges solo una de las dos opciones, aquí te traemos algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión. 

¿Es dar el pecho la mejor opción?

No hay una forma correcta o incorrecta de alimentar a tu bebé, pero la lactancia materna tiene muchos beneficios tanto para ti como para este. 

Ventajas para la mamá

 Dar el pecho es gratis, y la leche de fórmula puede ser cara. Pero no hay que olvidar el tiempo que esto le toma a la madre. Porque nuestro tiempo no es infinito. 

 Puedes consumir entre 300 y 500 calorías más al día si das el pecho. ¡Eso se traduce en un montón pizza! 

Es cómodo e higiénico: no hay que esperar a que la leche materna se caliente o a que se enfríe, sino que estará siempre lista para cuando el bebé la necesite. 

El contacto piel con piel puede ayudar a reforzar la conexión emocional entre tu bebé y tú. 

Ventajas para el bebé

 Por algo se la llama leche mágica: la leche materna transfiere anticuerpos al bebé y refuerza su sistema inmunitario.

Es de fácil digestión, por lo que hay menos posibilidades de que tu bebé sufra estreñimiento o diarrea. ¡Esto también es bueno para la persona que vaya a tener que cambiar esos pañales!

El bebé probará un poquito de lo que coma mamá. Las investigaciones han demostrado que dar el pecho contribuye a que el bebé sea más receptivo a la hora de probar los alimentos sólidos. 

Saca que te saca sacaleches

Así que has decidido dar el pecho y puede que incluso ya hayas establecido una rutina. En ese caso, lo siguiente que probablemente te plantees es si debes utilizar un sacaleches. 

En el debate entre la extracción de leche frente a dar el pecho, uno de los aspectos positivos más importantes de utilizar un sacaleches es que permitirá a tu pareja realizar algunas de las tomas nocturnas. Si has acumulado algo de leche a lo largo del día y a tu bebé le gusta tomar el biberón, puede que incluso consigas un par de maravillosas horas extra en la cama. Y esto puede ser un auténtico salvavidas. Además, significa que quizás puedas recuperar parte de tu independencia. Incluso puedes dejar a tu bebé con tu pareja y salir a comer con tus amigos sin preocuparte de que el bebé pase hambre.

La extracción de leche también es muy útil para evitar la congestión, la cual puede ser muy dolorosa. Si tienes que volver al trabajo o sales por la noche sin tu bebé, tendrás que sacarte leche para evitar que los pechos se llenen demasiado. 

Debido a la anticuada tecnología asociada a la extracción de leche materna, muchas madres siguen considerándola un auténtico engorro. Esto se debe a que normalmente había que perder tiempo a encontrar un rincón privado en el que nadie te interrumpiera. Pero las cosas han cambiado. En el año 2021, el Elvie Pump te permite continuar con tu día a día sin ningún tipo de problema. Es inalámbrico, silencioso y cómodo de llevar. Esto te permite extraer la leche incluso mientras caminas.

Los contras de usar un sacaleches

En Elvie estamos bastante a favor de la extracción (faltaría más), y estamos convencidos de que, con la tecnología adecuada, es fácil de incorporar a una rutina diaria. Aun sí, es posible que haya algunas razones por las que no quieras hacerlo. 

La confusión del pezón Sí, has leído bien. La confusión del pezón se produce cuando el bebé acepta tomar el biberón y luego no quiere volver al pezón o viceversa. 

Cuanta más leche extraigas, más produces, por lo que si extraes leche a menudo, puede que aumente la congestión.

Dar el pecho contribuye a la recuperación de la madre tras el parto, contrayendo el útero hasta su tamaño normal y reduciendo un sangrado posparto excesivo. Esto se debe a una hormona que se libera cuando se da el pecho, cosa que no ocurre con la extracción de leche. 

No hay dos caminos iguales

Es importante recordar que algunas madres ni siquiera tendrán la oportunidad de dar el pecho, y menos aún de extraer leche. Hasta un 5 % de las madres no pueden dar el pecho. Esto suele ser porque la producción de leche es insuficiente o porque el bebé simplemente no se agarra. No hay dos caminos iguales, y cada madre es un mundo. 

Sacaleches vs pecho 

No pensamos que haya que decidirse por uno o el otro. Si tienes la suerte de poder dar el pecho, se recomienda hacerlo de forma exclusiva durante las primeras semanas antes de introducir el biberón con leche de extracción. Puedes hacer las dos cosas.