Descubre Elvie Stride. Rendimiento de grado hospitalario, ahora manos libres Comprar Ahora →
×
Cómo aumentar la producción de leche materna

Cómo aumentar la producción de leche materna

Una de las únicas certezas de la maternidad son las constantes incertidumbres. ¿He comprado el carrito adecuado? ¿Se está desarrollando mi bebé igual que los demás? ¿Está tomando suficiente leche? Son solo algunos ejemplos de las preguntas que ocupan la mente de las mamás de todo el mundo. En la mayoría de los casos, no hay que preocuparse. En especial, cuando se trata de leche materna. Se produce en función de la oferta y la demanda (puedes dar las gracias a la madre naturaleza por ser tan inteligente) y debería ser suficiente pero, si te preocupa que tu producción de leche sea insuficiente, puedes empezar a controlar los indicadores clave del desarrollo de tu bebé.

Señales de que tu bebé está recibiendo suficiente leche materna


Puede ser difícil determinar cuál es la cantidad adecuada de leche materna para tu bebé. Pero a medida que pase el tiempo, te sentirás más segura a la hora de reconocer las necesidades de tu pequeño y estaréis en sintonía el uno con el otro. Mientras tanto, aquí tienes algunas señales clave que indican que tu bebé está recibiendo una buena alimentación. ​

  • Aumento de peso constante: se puede hacer un seguimiento eficaz utilizando una tabla de crecimiento para ver el desarrollo semanal.​

  • Cambios regulares de pañales: puede que un pañal mojado no te haga feliz, pero demuestra que tu bebé es un cliente satisfecho. Se calcula que 6 cambios de pañales al día son una buena cantidad, dos de ellos deberían tener caca.​

  • Patrones de estado de ánimo regulares: si tu bebé parece relativamente feliz y alerta entre las tomas, también es una buena señal. Estarán más irritables cuando tengan hambre (igual que tú cuando no has tenido tiempo de comer).

  • Saben cuándo están llenos: tu bebé deja el pecho por sí solo al final de las tomas.​

  • ​Tragar de forma evidente durante las tomas: las mejillas de tu pequeño deben permanecer redondeadas y llenas (no huecas) mientras succiona rápidamente, seguido de largos y rítmicos tragos y succiones con pausas ocasionales.​

Factores que pueden afectar a la producción de leche


Es posible que algunos factores relacionados con el estilo de vida influyan en tu capacidad de producir una cantidad adecuada de leche. Igualmente, puede haber problemas de salud que afecten a la producción de leche y que requieran la intervención de un profesional. Resulta útil tener en cuenta los siguientes factores a lo largo del proceso de lactancia.


  • Mala sujeción y posicionamiento.

  • Alimentación irregular (más tomas dan lugar a más producción de leche) porque, como dijimos al principio, todo es cuestión de oferta y demanda, cariño.​

  • ​Beber alcohol en exceso y fumar durante la lactancia.​

  • Cirugía mamaria previa.​

  • Anticonceptivos hormonales: se recomiendan los anticonceptivos con progestina para las mamás lactantes. Es decir, el DIU Mirena, Depo-Provera, Implanon y la minipíldora.​

  • Introducir los chupetes demasiado pronto: por muy tentador que sea utilizarlos, se recomienda evitarlos hasta que la madre y el bebé estén satisfechos con la lactancia materna, ya que puede afectar al modo en que el bebé aprende a engancharse al pecho.

  • La alimentación programada interfiere con el ciclo de oferta y demanda de la producción de leche, por lo que lo más eficaz es amamantar al bebé siempre que muestre señales de que tiene hambre.​

  • Los problemas de salud o anatómicos de tu bebé, como la ictericia o la anquiloglosia, pueden afectar a su capacidad para extraer la leche del pecho de forma eficaz


Consejos para aumentar la producción de leche


Antes de comenzar a preocuparte de verdad por tu producción de leche, recuerda que cada lactancia es diferente. Aunque se ha demostrado que estos consejos aumentan la producción de leche materna en algunas mujeres, no pasa necesariamente con todas. Si estos métodos no dan resultado, se recomienda que consultes a tu médico o matrona para que te aconseje.

  • Amamantar lo antes posible: esperar demasiado tiempo para empezar a dar el pecho puede reducir la producción de leche.

  • Prepárate para estar cansada, porque se recomienda amamantar de ocho a doce veces al día, aproximadamente cada dos o tres horas.

  • Comprueba el método de enganche y asegúrate de que tu pequeño está bien enganchado y colocado. ​ 

  • No te saltes las sesiones de lactancia, y sácate leche cada vez que lo hagas para proteger la producción de leche. Un sacaleches inalámbrico como Elvie Pump facilita la extracción de leche sobre la marcha y la posibilidad de llevar una vida normal durante la lactancia

  • Ten cuidado con los medicamentos: ciertos medicamentos pueden disminuir la producción de leche, por lo que debes consultar siempre con un médico antes de tomar algo cuando estés dando el pecho.

  • Trata de evitar las fórmulas: cuanta más fórmula incluyas en la dieta de tu bebé, menos leche tendrás que producir de forma natural, lo que reduce la producción. 

  • Ofrece ambos pechos a tu bebé cuando lo amamantes y asegúrate de distribuir las tomas entre cada uno de ellos de manera uniforme.


Confiar en el proceso


Aunque a menudo se habla de ella como el acto más natural del mundo, la lactancia materna también puede ser muy desalentadora y frustrante. La premisa de que "el pecho es lo mejor" es sin duda cierta, pero a veces no es posible para muchas madres, por lo que es importante recordar que el proceso puede no ser fácil. Lo único que puedes hacer es poner todo de tu parte, mamá


Consejo de Elvie


El mejor y más importante consejo que podemos dar a las madres preocupadas por su producción de leche es no preocuparse. Algunos pequeños cambios en tu estilo de vida pueden aumentar tu producción y estresarte por ello solo empeorará las cosas. Así que confía en el proceso. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. ​

Si después de probar estos cambios tu producción de leche no aumenta, consulta a un profesional sanitario. Puede que descubras que no hay nada de qué preocuparse y que tu producción de leche es perfectamente normal para tu bebé. De lo contrario, un profesional sanitario te ayudará en tu lactancia. Pero recuerda que entre el 12 y el 15% de las mujeres experimentan una "lactancia interrumpida". Es completamente normal.​